29 de octubre de 2008

Junta y Gobierno Central, PP y PSOE.

En 1983 el Gobierno Central y la Junta de Castilla y León, socialistas ambos, anunciaron el retorno del proyecto del embalse de Riaño. Hoy el Gobierno y la junta de Castilla y León se han vuelto a poner de acuerdo en otro proyecto contrario a los intereses de León, la línea eléctrica Sama - Velilla. Esta vez no es sólo el PSOE, ahora el PP en boca del Presidente de la Junta de Castilla y León es uno de los máximos defensores. Los perjudicados, los de siempre, los leoneses.

Tanto el Gobierno Central como el Autonómico buscan promover el proyecto, que en nada beneficia a la provincia de León. Y que demuestra que los políticos no tienen ningún escrúpulo a la hora de traicionar sus compromisos electorales y de mantener discursos contrarios. Por una parte fomentan una serie de propuestas para la conservación de la naturaleza mientras apoyan una deforestación de cientos de kilómetros de alto valor ecológico.

Los beneficiarios, como entonces, son las empresas eléctricas y otras regiones que ven aumentada su capacidad de producción tanto eléctrica como industrial.

Agua y electricidad pasan de largo, sin que León mejore su futuro. Mientras los leoneses envejecen y no luchan por su tierra, fuera de barra del bar.

P.D.: Para que no nos traten de partidistas, próximamente. Una de UPL.