3 de octubre de 2008

¡Pobre Silván!

SilvanAir

Nos cuenta "El Rugido" que en el Problema de LagunAir es demasiado complicado. Para que toda la culpa del tema recaiga sólo sobre Silván. Y es que los del PP no tienen culpa de nada, añado yo. Ni siquiera León de la Riva que está en su castillo viviendo con su madre, imagino yo.
Sólo hay 800 expertos que saben la realidad de LagunAir. Bueno 800 + 1 (el rugido). Lo que no se sabe de dónde salen esas cifras. Si en vez de "vuelísticos" fueran espartanos bastarían con 400. El resto somos los 80000 (no se la razón):

"Los 80000 ven a los trabajadores con pancartas de protesta dirigidas hacia la Junta de Castilla y León y coinciden en que esto es una conspiración judeomasónica de la Junta, promovida por Herrera y Villanueva junto con León de la Riva con el único objetivo de boicotear los intereses empresariales de nuestra provincia.

Luego llega un preguntón con muchísima mala leche y me inquiere sobre lo siguiente: "¿para Pacofer hay trabajadores de clase VIP (laguneros) y trabajadores de clase turista (los que él despidió en jardines)o cómo va la cosa?".

Lo que pasa con Lagunair es tan grande y abarca demasiados resortes, por eso me cuenta otro una bombita " León rugiente: ¿es posible que detrás de las movilizaciones de trabajadores contra Silván haya alguien promoviéndolas y alentándolas? ¿es posible que ese alguien sea extremadísimamente cercano a Isabel Carrasco? ¿es posible que sea un enchufado más que come y viste trajos caros a costa de la vuelística? ¿es posible que todo sea con el fin de emborronar la marca Silván?" ¿Es posible?"

Si pudiera responder al "preguntón" diría: Claro que hay trabajos y trabajos. Dignos todos, sin duda, pero no todos igual de útiles a la sociedad. Es evidente que el sector aéreo es estratégico. Lo siento si ha tenido problemas con su trabajo pero las cosas son así.

Termina "El rugido" lanzando una reflexión sobre la marca Silván. El mismo que mintió diciendo que Ryanair volaría desde León. De momento no pasa de marca blanca.



leer El rugido