3 de diciembre de 2008

Egibar da por cerrado el "ciclo de la fusión"de las Cajas Vascas por la negativa, de la Kutxa, del viernes

No podemos estar siempre dando vueltas a la fusión y esperando; si no puede ser, tenemos que desarrollar nuestra estrategia en solitario”, dice un directivo de BBK.

La unión de BBK y Kutxa –impulsada por PNV y CCOO– "fracasó" en el último momento al no lograr los 67 votos necesarios en la asamblea general de Kutxa, por la oposición de PSE, PP y la izquierda radical. En BBK fue aprobada.

Resultado que causó estupor en medios financieros, que daban por descontado que el PNV tenía cerrados los apoyos necesarios para sacar adelante un proyecto que había llegado tan lejos. En nuestro caso: ¿Hasta donde han llegado los políticos de Castilla y León? ¿Han cerrado apoyos? ¿Es lo mismo que hablar de prevaricación teniendo en cuenta que las Cajas son órganos, supuestamente, independientes?

La Gran diferencia con las Cajas de Castilla y León, es que las Caja Vascas no comparten el mercado -no son competencia-. Y se ha comentado que una de las consecuencias de esta situación es que las cajas vascas entrarán en competencia, ya que estarán obligadas a abrir oficinas en todas las provincias vascas tras la sanción de 24 millones de euros impuesta en 2007 por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) a BBK, Kutxa, Caja Vital y a Caja de Ahorros de Navarra por mantener durante 15 años un pacto de no competencia. Cosa que no ocurría en Castilla y León, por lo que en nuestro caso, de no abortarse, implicaría múltiples despidos. Al ser, ya competencia. ¿O acaso no hay Caja Duero en León?