26 de marzo de 2009

El de los muebles, que se espere. La presidenta está "espantada".

He querido esperar unos días para comentar esta noticia... Me parecía tan fácil, que directamente esperaba la reacción de Isabel Carrasco. Y no defraudó:

Resulta que a la Presidenta de la Diputación pertenece a otro nivel. Ya corrían rumores de lo bien que le sientan las visitas de alcaldes un poco más rústicos de lo habitual. "¡Abran las ventanas!" se oía. Para una concejal de pueblo, oler a pueblo debería ser más normal. Pero por eso se ha mandado hacer un vestidor y un wc privado. Y aunque lo del wc lo entiendo, el acto de que alguien se vista y desvista supone un momento de desnudez que sólo tolero bien, depende de quien. ¡Y con lo frío que debe ser un palacio medieval!

Pero pretender gastar 62.000€ (más de 10 millones de pesetas) para los muebles de un despacho y su sala de espera, por muy presidencial que sea, es exagerado. Es un problema político que sólo ha sabido rectificar cuando un medio de comunicación -leonoticias- informó de los planes de la Presidenta. Para decir que: "se anulará", "no había visto el presupuesto", "todos los días se firman miles de decretos", "Cuando lo vi, me espanté"...

Esto, para finalizar, implica:
  1. La Presidenta firma decretos sin leer.
  2. Un medio de comunicación puede cambiar la política.
  3. Los políticos deben cambiar. No se puede permitir que formen una especie de casta especial. Y menos a costa de los ciudadanos. Ni en épocas de crisis, ni en otras.
  4. El que les hizo un presupuesto, tan detallado 62.056,52€, que espere para vender.