30 de marzo de 2009

El topillo se murió de asco

Carta póstuma de un topillo:

Dicen los que saben, que la plaga de topillos se fue como volvió. Que es tan natural que predicen una nueva plaga para el año que viene. Y es que todo en la naturaleza, es un ciclo. Y para pesar de la Consejera Popular, no lo dicen "expertos" pagados por la Junta, lo dicen los del CSIC, el centro de investigación más importante de España.

Y es que la naturaleza, es también lógica. Y perdidos en una marea de monocultivos. Hastiados de comer siempre lo mismo. Con visitas intempestivas de "funcionarios" de la Junta a las órdenes de una pija (por lo poco de pueblo que es) Consejera, recién salida de un museo de Arte Contemporáneo. Que recomendaba arar "profundo" contra la plaga. Por no decir de las perspectivas de un "fresquito" invierno. Te crea un estrés, un estrés psicológico, que un topillo medio no puede soportar. Y te empiezas comiendo las uñas para terminar la merienda por la cola.

Y como el asco es muy libre. Y morirse también. Que no para los otros animales, daños colaterales, que han muerto como consecuencia del veneno esparcido por la Junta de Castilla y León. Toneladas de veneno que han afectado a la biodiversidad. Incluso a especies amenazadas y que se suponen protegidas. Nosotros decidimos irnos.

Y los tontos humanos gastando miles de millones en veneno y pagos compensatorios por daños en cultivos, de una de las cosechas más altas de los últimos años.

Me voy, que el asco me puede y tener un cerebro más grande que los humanos votantes, hace que me duela el cuello. Beatos vos!

...
Ver informe CSIC